El Gorgonchón

El Gorgonchón

El Gorgonchón

Esta grieta, ubicada en el Somontano ya fuera de las sierras, es un tramo muy corto (150m), pero espectacular y singular. En nuestro paseo corto vamos a ver el cambio del Formiga de un río, que refleja paz y vida, a un río que se cae furiosamente por la entrada a Hades, el submundo – expresándolo por imágenes estereotípicas. No hace falta que llevamos más que agua y la correa para explorar este paraje de contrastes.

Ficha Gorgonchón

Tiempo:

Hasta el río: 20min.

_______________

Total: 1h

Aparcamiento:

En la carretera A-1227 nace una pista a mano derecha 200m después de Bastarás. Hay carteles informativos y sitio para dejar el coche.

Acceso:

Bajamos por la pista y sus atajos hasta que llegamos al río y el camino que le recorre por su orilla izquierda.

Primero vamos río abajo, donde encontramos en seguida unas cascadas y pozas someras. El perro puede disfrutar en esta zona. Más adelante se abre la grieta, y hacemos bien en controlar al perro.

El Gorgonchón:

El inicio del Gorgonchón

El inicio del Gorgonchón.

El agua se cae vehemente en escalones 15m a dentro de la grieta que llega a tener en su final más profundidad. En la cabecera vemos los saltos de agua y por el ruido nos podemos hacer una idea del recorrido sucesivo, ya que sólo podemos intuir donde esta el fondo de la grieta.

El camino sigue paralelo a la grieta por una distancia prudencial. Si nos acercamos al borde tenemos que tener mucho cuidado que no se caen piedras por nuestra culpa o la del perro. Por eso aconsejo no salir del camino y atar al perro en esta zona. Podemos avanzar hasta llegamos a un espolón aéreo que nos revela las vistas a la salida de los estrechos a la zona abierta de las Huertas de Yaso. Se puede bajar por una cornisa evidente en apenas 15min y ver el espectáculo desde abajo, pero recomiendo pantalones largas.

Volvemos por el mismo camino, pero en vez de subir por los atajos de la pista, le seguimos río arriba. Nos lleva en seguida a un bosquecillo y, atravesando este, a un vado que da paso a un campo.

El vado:

El Vado

El Vado.
Un lugar idilico y tranquilo

Este lugar es idílico e invita a sestear bajo un árbol. El perro puede correr y jugar sin pasar miedo o peligro. Sólo tenemos que asegurarnos de que, si hay ganado cerca, no le espante. Curioso: solo estamos a unas pocas centenas de metros del Gorgonchón, pero aquí no se nota nada de la furia y la ferozidad que tomará el agua que está pasando a nuestros pies ahora con tanta paz.

Nota personal:

El Gogonchón – Un barranco negro:

En la segunda cascada – la que ya no vemos – hay una morfología peligrosa: el agua se cae a una cavidad que sólo tiene la salida por un agujero al fondo y todo el agua pasa por allí. Pero es tan estrecho, que una persona no puede penetrarlo. Un fenómeno de este tipo se llama sifón aspirante. Si se acerca una persona a un sifón aspirante, bloquea la corriente del agua y se queda atrapado por la presión de la misma.

En este caso se han muerto ya 4 personas por bajar a esta trampa.

Hoy en día, hay un pasamano instalado que permite el descenso salvando el sifón, y los numerosos carteles avisan a los barranquistas del peligro.

El descenso de barrancos es un deporte serio, que requiere cierta experiencia y mucha preparación o las habilidades de un guía.

Retorno:

Volvemos por la pista que llega al vado.

El Río Formiga

El Río Formiga.
La zona encima del Gorgonchón donde llegamos al río.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s