1.6 – Dificultades

En la mayoría de las excursiones no encontraremos dificultades, ni hará falta llevar medidas de seguridad, pero los pasos delicados que encontramos en algunas de las rutas, merecen cierta preparación y, por eso, un capitulo en el blog.

Las dificultades se concentran en la orientación, el paso de cornisas estrechas, trepadas y el avance por el agua.

Orientación:

La orientación, en general, se desarrolla con la experiencia y la práctica. Pero aún así, hay personas con mejor o peor orientación. Unos consejos para los que se sienten todavía inseguros:

Antes de la excursión:

  • Estudiar el mapa, libro o blog.
  • Enterarse de este modo de los desniveles, cuestas, bajadas y puntos clave.
  • Asegurarse también de si el camino es una pista, un sendero balizado o una senda.

Durante la excursión:

  • Llevar siempre un mapa de la zona.
  • Tener en cuenta cuál es el próximo objetivo: el río, una cascada, un collado, un pico, un bosque, un árbol,…
  • Tener en cuenta si el camino tiene que bajar, subir o seguir recto.
  • Tener en cuenta la dirección principal del camino.
  • Avanzando por los caminos balizados, no perder las balizas de vista. Normalmente están pintadas en rocas o árboles a poca distancia.
  • Distinguir las balizas y marcas de las rutas. (GR – rojo/blanco, PR – amarillo/blanco u otros).
  • Avanzando por sendas: No perder los hitos de vista.

Normalmente hay hitos durante todo el trayecto. En sendas medio perdidas o menos conocidas los hitos se encuentran por lo menos en los pasos y puntos clave.

Robert y la cornisa

Robert en una cornisa en el Mascún

Cornisas estrechas

Todas las cornisas que están descritas en el libro tienen el suelo bien asentado y no presentan dificultades para andar. Pero algunas de ellas son estrechas y merecen su respeto.

Seguridad de la persona

Si hay un pasamano instalado, pasamos la cornisa con más seguridad y menos miedo. Los que quieran pasarla con una seguridad de 100% tienen que anclarse al cable del pasamano con ambas líneas de vida del arnés. El procedimiento es el siguiente: Nos anclamos primero con los dos mosquetones de las líneas de vida con la apertura hacia arriba al cable del pasamano. Nos ponemos en marcha introduciéndonos en la zona delicada. Cuando llegamos a un punto de anclaje del pasamano, paramos y pasamos solo el primer mosquetón al otro lado del anclaje. Para eso hay que desanclarlo del cable, mientras nos sigue asegurando la segunda línea de vida, que todavía no hemos quitado. Después de asegurarnos de que hemos anclado correctamente la primera línea de vida detrás del punto de anclaje, pasamos la segunda línea de vida al otro lado del anclaje. Durante esta maniobra nos asegura la primera línea de vida. Ya queda claro, que no hay ningún momento en el cual estemos desconectados del pasamano. Pasamos por todos los anclajes del pasamano con el mismo procedimiento hasta llegar al lugar seguro en el otro lado de la cornisa. Mientras realizamos todas estas maniobras con los mosquetones, tenemos que abrir y cerrar los sistemas de seguridad de las aperturas de los mosquetones correctamente.

En mi opinión, una persona que está acostumbrada al senderismo, alturas y a trepadas fáciles, no tiene que llevar un arnés a ninguna de las excursiones descritas.

Para estar preparado en situaciones imprevistas o para personas que todavía no han experimentado suficiente como para saber si pasarán una cornisa estrecha sin miedo, sirve la correa que he presentado en el capitulo “la Correa”. Haciendo un lazo con el cabo largo se puede convertir la correa en un arnés que nos ayuda para asegurarnos a un pasamano con sólo una línea de vida. La medida de este cabo debe estar adaptada a la persona que lo usa. Es aconsejable asegurarse de que las medidas son correctas y poner a prueba la correa como arnés antes de la excursión, en casa. Como este arnés improvisado es incómodo, aconsejo no usarlo para efectuar rápeles o escaladas largas, solo nos debe servir como medida de seguridad.

El dibujo explica como convertir la correa en un arnés usando los dos mosquetones que ya lleva la correa para el perro:

De esta manera, no cargamos la mochila con más peso, pero tenemos preparada una medida de seguridad para situaciones imprevistas.

ArnésSeguridad del perro

En general, los perros andan más seguros que los humanos, ya que tienen cuatro patas para pisar. Aun así, hay que tener en cuenta que el perro se asusta más fácilmente que una persona y está sencillamente distraído. Por ejemplo, una piedra que se cae puede asustar al perro, o unos pájaros cercanos pueden distraerle y despertar sus instintos de caza. Si eso pasa cerca de un precipicio, el perro corre peligro de caerse al vacío.

Por eso, debemos guiar al perro con medidas de seguridad por las cornisas estrechas.

Primero, tiene que llevar un arnés. Un collar no ofrece suficiente seguridad. Dentro de las gamas de los arneses hay muchas variaciones como un arnés para tirar trineos, bicis, monopatines o pesos. Para nuestras excursiones sirve mejor un arnés de trekking. Para un uso correcto se deben comprobar ciertas propiedades:

  • Comprobar, si es del tamaño correcto.

Como parámetros básicos sirve el peso y la raza, pero también hay que tener en cuenta el perímetro del cuello y la longitud de la espalda, sobre todo si la estatura del perro es especial.

  • Comprobar, si el arnés está puesto bien, sobre todo con perros de pelo largo.

El enganche de la correa debe estar en la espalda y no en el cuello.La unión de las tres cintas (los modelos de cuatro cintas en el pecho se colocan del mismo modo) bajo el cuello deben estar justo encima del hueso central del pecho.

La cinta del cuello y la de detrás de las patas deben estar ajustadas con firmeza. ¡Cuidado! En general se tiende a dejar el arnés demasiado suelto.

La cinta que recorre el pecho tiene que estar suficientemente larga para evitar rozaduras en las patas anteriores.

  • Comprobar, si la calidad del arnés es suficientemente buena.

Hay cualidades de productos que no podrían frenar una caída de varios metros. Las costuras y las aperturas sufren a lo largo del uso. De vez en cuando se debe comprobar si están dañados.

El Embalse de Vadiello al anochecer

El Embalse de Vadiello al anochecer.
Al fondo los últimos rayos del sol iluminan el Fragineto

Segundo, hay que anclar la correa correctamente:

Para obtener la mayor seguridad tenemos que anclar la correa en el pasamano con dos mosquetones. Para eso quitamos el mosquetón que une la correa con el arnés y unimos directamente la correa al arnés por medio del Nudo Doble Pescador. Poniendo un mosquetón en el otro Pescador libre y el otro en el Nudo Mariposa obtenemos dos puntos de anclaje, los cuales permiten avanzar por el pasamano de manera segura. Si evaluamos la situación como menos peligrosa como un pasamano que tiene sólo dos anclajes al principio y final, podemos usar un mosquetón sólo para anclar el perro al pasamano y nos ahorramos la maniobra de cuerdas.

Si pasa lo inesperado y el perro se cae, hay que reaccionar rápidamente, porque el perro empezará a hacer bruscos movimientos por el susto mientras está colgado de la cuerda y puede provocar que se suelte del arnés. Cuanto antes el amo reaccione y suba al perro al terreno seguro, mejor.

El error más frecuente es atar el perro al amo o a otra persona. De tal modo, pueden ocurrir accidentes fatales porque uno puede tirar al otro al vacío. Nunca,  especialmente si se trata de perros grandes, se debe anclar el perro de este modo. Si no hay un pasamano instalado se tiene que llevar la correa en la mano para ser capaz de soltarla antes de perder el equilibrio.

Otra manera equivocada es, atar el perro al amo y el amo al pasamano. De este modo un accidente puede poner al amo en apuros graves si se queda inmovilizado como una pieza de una cadena colgada, y el rescate del perro se retrasaría considerablemente.

Si hemos tomado las medidas de seguridad adecuadas, cruzamos el paso delicado con tranquilidad, pero sin pausas. El perro debe ir detrás de nosotros.

Trepadas

Todos los pasos descritos en este libro son de grado I o II y no resultan difíciles para una persona acostumbrada a la montaña.

En general, es más fácil subir trepando que destrepar. Eso hay que tenerlo en cuenta planeando las rutas. Antes de trepar por un paso delicado tenemos que asegurarnos si podremos volver destrepando por el mismo sitio en la vuelta, si hace falta. De todos modos, unos pasamanos o cadenas fijos facilitan el paso en muchos de los sitios de trepada.

Los perros suelen trepar con más habilidad y rapidez – sin ayuda alguna de cadenas. Sólo en los pasos descritos donde se tiene que subir al perro con las manos, el amo debe asegurarse de que es capaz de levantar el peso del perro.

El perro debe ir siempre debajo de nosotros, especialmente trepando por piedras sueltas, para evitar, que nos tire una piedra encima. Eso significa que va detrás de nos otros trepando, y delante de nosotros destrepando.

El Río Isuala en crecida

El Río Isuala en crecida.
Dos detalles: 1. se camufla perfectamente la perra Sua en el agua. 2. El señal de trafico ya sobra ¿?

Avance por el agua

Si avanzamos por el río siempre es preferible ir por la orilla y evitar pisar el agua. Primero, andamos más seguros por el suelo seco y segundo, no influimos negativamente en el crecimiento de los microorganismos que viven en el barro.

Pero, muchas veces la morfología del lecho del río o la vegetación nos obligan a andar dentro del agua. Como el suelo mojado resbala más, aumenta la posibilidad de caerse y hacerse daño. Por eso, me parece adecuado dar algunos simples consejos de como andar más seguro por el lecho del río:

  • Pisar preferiblemente lo seco.
  • Pisar preferiblemente donde el agua está en movimiento.

El suelo bajo el agua se cubre con una capa fina de barro que resbala mucho. En los sitios por donde hay corriente no se pega este barro.

  • Entre piedras pisar, preferiblemente donde hay grava.

En los lechos formados de piedras es más seguro pisar las zonas que están cubiertas de piedras pequeñas o grava. Las piedras grandes resultan más resbaladizas y, encima, se pueden mover.

  • Tener cuidado con la roca roja.

En general los lechos del río en la Sierra de Guara están formados por roca naranja/marrón. Pocas veces tropezaremos con una roca roja/rosada. Este tipo de roca resbala mucho.

  • Pisar siempre los lugares cóncavos, o las aristas escarpadas del relieve del suelo. (Ver dibujo)
  • Pisar siempre en ángulo recto al suelo. (Ver dibujo)

Avance por el aguaSi nos toca nadar, deberíamos estar preparados y llevar bañador, mochila acuática, bote estanco y/o neopreno. Cada persona es consciente de sus posibilidades y habilidades para saber si se puede enfrentar con los tramos que requieren nadar. Ningún tramo acuático obligatorio supera los 50m.

Antes de andar por las rutas que nos obligan a nadar, tenemos que estar seguros de que el perro sepa y – más importante aún – que le guste nadar. Por eso, es preferible ir primero a una poza de alcance fácil y observar el comportamiento del perro en el agua y, si hace falta, entrenarle.

Hay que tener en cuenta que, en los tramos acuáticos el perro tiene que nadar mucho. Si nosotros andamos cómodos con el agua hasta las rodillas, la misma profundidad de agua obliga al perro a nadar. Si queremos asegurarnos de que el perro no sufre ningún daño en el agua profunda, podemos ponerle unas alforjas de perro y llenarlas con botellas de plástico vacías. De esta manera, el perro no se puede ahogar, pues las alforjas le ayudan a nadar, como si fueran manguitos.

En mi opinión, este truco nos ayuda, en primer lugar, a nosotros para mantener la calma sabiendo que el perro no se puede hundir. No obstante, un perro al cual le gusta nadar se mueve en el agua con más seguridad y agilidad que nosotros. Por otro lado, un perro al cual no le gusta nadar, no deberíamos llevarlo a las rutas acuáticas.

El Picón

El Picón.
Es una cima impresionante y llamativa pero, desafortunadamente, no es apta para el perro, pues hay que pasar por unas clavijas para superar una placa vertical (acceso oriental) o por una sirga que salva una cornisa inclinada (acceso occidental).

_________________________________________________________________________

ÍNDICE DE LAS EXCURSIONES

… por duración:

… por dificultad

… por temas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s